Objetivo General

Fortalecer en los educadores las competencias que les permitan realizar una reflexión profunda de sus prácticas pedagógicas, confiando en sus potencialidades para resignificar la relación dinámica entre aprendizaje, enseñanza y cultura escolar, a través de herramientas que le permitan tomar mejores decisiones en un contexto cambiante sobre qué, cómo y para qué enseñar y aprender, considerando las dimensiones cognitivas, práctica y emocional de los estudiantes.